logo



COLLIA

El ministro de Salud de Daniel Scioli, Alejandro Collia, se mostró sorprendido porque, por un lado, “Mauricio Macri no pudo desmentir el aumento de las muertes infantiles en la Ciudad que conduce desde hace ocho años” y, por otra lado, porque su jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta desestimó  ese incremento como problema en diálogo con una FM porteña.

            “A Macri no le importa que mueran más bebés, ni siquiera considera que es un tema del que el Estado y la salud pública deben ocuparse”, expresó el ministro de Salud de Daniel Scioli, Alejandro Collia.

            Y agregó: “A juzgar por los resultados de su gestión, le importa mucho menos si esos bebés que mueren son de los sectores con menores ingresos, y esto se ve en el sur de la Ciudad, donde la mortalidad infantil es un 30 por ciento mayor que en los barrios del norte”.

             En declaraciones al programa televisivo Lado P, que se emite por el canal de noticias QM, el ministro de Salud de Scioli recordó que durante todos los años de la gestión del gobernador, “las políticas de reducción de la mortalidad infantil en la Provincia de Buenos Aires evitaron la muerte de 6 mil bebés menores de un año, se evitaron 6 mil tragedias familiares, y por otra parte hay que señalar que la mortalidad infantil es un indicador clave, porque revela el estado de bienestar de un sociedad y la incidencia de las políticas de saneamiento y de salud pública en la vida de la gente”.

            Consultado sobre qué debió haber hecho el gobierno porteño para reducir la mortalidad infantil, el funcionario sciolista enumeró una serie de medidas que se implementaron en la Provincia para lograr la tasa más baja de su historia. Entre ellas, destacó el aumento de vacunas gratuitas, los programa Nacer y Sumar, la entrega de medicamentos para las infecciones respiratorias, el trabajo territorial para controlar los embarazos de riesgo en sectores vulnerables y las operaciones gratuitas de cardiopatías congénitas

También dijo que en la Provincia se incrementaron las camas de internación en hospitales, se incorporaron 8.000 enfermeras al sistema de salud y se fortalecieron los controles del embarazo.

Por otra parte, Collia se manifestó “ingratamente sorprendido” por las declaraciones del jefe de gobierno porteño electo, Horacio Rodríguez Larreta a una FM porteña, quien al ser consultado sobre el aumento de la mortalidad infantil se preguntó: “¿Y cuál es el problema de que aumente la mortalidad?”. Sobre este punto Collia se repreguntó: “¿Cuál es el problema? El problema es, ni más ni menos, cómo evitar que se mueran los chicos”.

Collia recordó que los 466.159.354 de pesos que Macri le redujo al presupuesto del Garrahan en los últimos dos años “son una expresión concreta del desinterés por la salud, por la gente y, en particular, por los niños, que son el futuro de este país”.

Justamente esta mañana, en declaraciones a Radio Nacional, el médico Oscar Trotta, miembro del Consejo de Administración del hospital Garrahan, también se refirió al aumento de las muertes infantiles en CABA y expresó que “es una decisión política ya que en el resto del país disminuyó la mortalidad infantil sustancial y en la Ciudad de Buenos Aires según la información que brinda el propio gobierno porteño murieron 337 niños durante el año 2014, de los cuales el 50% pertenece a las comunas de la zona sur”.

Trotta también dijo que “las políticas (del gobierno porteño) están direccionadas a sectores de la sociedad excluyendo a otros, porque cuando vemos el 13 por 1000 (de mortalidad infantil) en comunas de la zona sur nos damos cuenta que son comparables a lugares que no tienen ni por asomo el ingreso per capita que tiene la ciudad de Buenos Aires, que es una ciudad rica”.